11.4 C
Bogota
lunes, marzo 4, 2024
spot_img

Estas son las claves para mantener la inocuidad alimentaria en el hogar

Un alimento se considera inocuo en la medida en la que es apto para el consumo humano. Lo anterior se logra gracias a un proceso que involucra diversos actores quienes aplican el conocimiento que se ha perfeccionado con los años. La ruta de la inocuidad de los alimentos inicia con la siembra, recolección o crianza de las materias primas en el campo, continúa con el procesamiento de los alimentos en las fábricas que cuentan con unos altos estándares de calidad, sigue con la distribución a las ciudades y comercios, y finaliza con la llegada, conservación, preparación y consumo al interior de los hogares. 

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la inocuidad alimentaria es la garantía de que un alimento no causará daño al consumidor cuando el mismo sea preparado o ingerido de acuerdo con el uso al que se destine. 

 

Sin embargo, según cifras de la misma entidad, anualmente 1 de 10 personas a nivel mundial, se enferman por consumir alimentos contaminados. En este sentido, los alimentos infectados con microbios, virus, parásitos, agentes patógenos, entre otros, son causantes de más de 200 enfermedades que afectan a toda la población, especialmente a niños, adultos mayores o personas con alguna enfermedad. 

 

Adicional al cuidado y el compromiso que se mantiene desde la cadena de abastecimiento, vale la pena resaltar el rol clave que tiene el tratamiento de los alimentos dentro del hogar y el cuidado que los consumidores deben tener en los lugares de expendio. Por eso, desde la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI, se exponen cinco recomendaciones para asegurar la inocuidad en las mesas de los colombianos: 

 

1.       Mantenga la limpieza e higiene del alimento. Lave las manos antes y durante la manipulación de los alimentos, desinfecte las superficies y objetos involucrados en la preparación de las comidas. Es clave el almacenamiento adecuado y la limpieza periódica de anaqueles, despensas y nevera. 

 

2.       Separe los alimentos crudos y cocinados. No mezcle alimentos ya cocinados con los crudos para evitar transferencia de agentes contaminantes, Así mismo, mantenga herramientas de cocina separadas para grupos alimentarios como carnes, frutas y verduras. 

 

3.       Asegúrese de cocinar adecuadamente sus alimentos, las sopas y guisos deben hervir. Además, tenga en cuenta que los alimentos no deben recalentarse una y otra vez, con el fin de conservar la calidad en los mismos. 

 

4.       Opte por temperaturas adecuadas. No descongele los alimentos a temperatura ambiente, páselos del congelador a la nevera y posteriormente al mesón. Refrigere los alimentos cocinados y perecederos a -5 grados centígrados como mínimo. 

 

5.       Use ingredientes seguros. Asegure la calidad del agua para la preparación de los alimentos, lave muy bien las frutas y verduras, y utilice alimentos procesados cuya inocuidad esté asegurada, como leche pasteurizada o alimentos enlatados. 

 

 

“Es fundamental para los hogares contar con una garantía de inocuidad alimentaria como factor primordial para resguardar su salud. Por ende, desde la industria de alimentos damos cumplimiento a los procesos de inocuidad en toda nuestra cadena, desde las materias primas hasta las mesas de los colombianos y hacemos un llamado al consumidor para que opte por la compra, la preparación y el consumo de alternativas alimentarias inocuas que respalden los sistemas alimentarios sostenibles”, subrayó Camilo Montes, director ejecutivo de la Cámara de la Industria de alimentos de la ANDI.  

Estilo

Últimas Noticias