spot_img
12.7 C
Bogota
martes, mayo 21, 2024
spot_img

¿Cómo podemos usar la tecnología para llevar un estilo de vida más sostenible?

Cada 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Tierra, fecha en la que debemos pensar cómo podemos adaptar nuestro estilo de vida, o rutina diaria, para tener una vida más amigable con el planeta. Esto se puede ver reflejado en pequeños actos pero que, en suma, generan un gran impacto en el medio ambiente y nuestra relación con él.

 

En este sentido, y con el fin de ayudar a las personas a realizar estos cambios desde la comodidad de sus casas, las empresas han desarrollado tecnologías y herramientas en dispositivos del hogar con las que se reduce, de manera considerable, el consumo de agua, energía y la producción de CO2. Una de estas es la inteligencia artificial pues es ideal para ajustar el comportamiento de los dispositivos electrónicos a la forma en que cada usuario los utiliza para generar eficiencias durante su funcionamiento.

 

De la mano de Electrolux, daremos a conocer cómo la tecnología se puede alinear perfectamente a las nuevas tendencias de consumo sostenible: 

 

1.  En la nevera, uno de los dispositivos más importantes en la casa, se almacenan los alimentos de la familia, por lo que contar con el dispositivo adecuado permitirá prolongar su frescura y duración, evitando su desperdicio, que de acuerdo con el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente[1], en 2021 representó alrededor del 10 % de las emisiones totales de los gases de efecto invernadero a nivel global.

 

En este sentido, hoy en día podemos encontrar en el mercado neveras con inteligencia artificial, capaces de prolongar la vida de los alimentos mientras ahorran energía. Un ejemplo de esto es la tecnología AutoSense, exclusiva de Electrolux y presente en las últimas líneas de neveras de congelador superior y nevecones de la marca, que aprende de las rutinas del usuario, identificando los momentos de mayor y menor uso para luego ayudar a estabilizar la temperatura y optimizar el uso de energía, lo que ayuda a prolongar la vida de los alimentos almacenados hasta un 30 %.

 

2.   Por lo general, se cree que las lavadoras de carga frontal y carga superior funcionan de la misma manera y que su diferencia radica en un tema de diseño, sin embargo, la estructura de las carga frontal permite que sean más eficientes y consuman menos agua, pues el centrifugado se realiza conforme a la gravedad, logrando que el motor trabaje con menos presión. Asimismo, tienden a contar con tecnologías mucho más avanzadas que les permite ser más cuidadosas con las telas de las prendas al evitar que se estiren o enreden entre sí, y por ende, que se desechen tan rápido.

 

Actualmente el desperdicio de ropa se refleja en 147.000 toneladas de desechos textiles que llegan al relleno sanitario doña Juana, anualmente.

 

3.   La tarea de lavar los platos sucios a mano, además de ser una de las labores domésticas que más inconformidad produce, también genera un alto consumo de agua. Sin embargo, gracias a la tecnología esta tarea puede ser realizada por los lavavajillas, que, al utilizar agua en altas temperaturas, permite un lavado más eficiente y eficaz. Por ejemplo, con los dispositivos de Electrolux y las tecnologías presentes en ellos, es posible ahorrar el 92 % del agua que se consumiría con el método tradicional.

Las empresas han entendido que el público está exigiendo que se vuelvan cada vez más amigables con el medio ambiente, no sólo a través de los beneficios de ahorro que generan sus productos, sino también con los materiales que se usan para su fabricación. Por esto, Electrolux es un ejemplo de prácticas conscientes en sus procesos de producción, pues ofrece la primera nevera en el mundo cuyo interior está hecho con 70 % plástico reciclado.

 

En este sentido, hoy la compañía sueca se une al llamado de incentivar prácticas y soluciones sostenibles para que en todos los momentos de la rutina diaria de los usuarios se aporte a la conservación de nuestro planeta.

Estilo

Últimas Noticias