spot_img
13.2 C
Bogota
jueves, abril 18, 2024
spot_img

Tecnologías de seguridad privada, el camino para lograr un Atlántico más seguro

Ya sea para disfrutar de sus playas, gastronomía, artesanías, la alegría de su gente, o realizar avistamiento de aves o actividades náuticas, sin duda el departamento del Atlántico es uno de los destinos más versátiles de toda Latinoamérica, por lo cual visitar esta región de Colombia será siempre una gran experiencia tanto para nacionales como para extranjeros.  

Y es que, según el Sistema de Información Turístico de Barranquilla, municipios como Usiacurí reciben a más de 12.000 visitantes al mes y durante las temporadas de vacaciones, ciudades grandes como la capital del Atlántico llegan a alcanzar un estimado de 220.000 visitantes, de allí que festividades como el Carnaval de Barranquilla generen ingresos por más de 400 mil millones. Estas son noticias alentadoras. La pregunta sería entonces, ¿cómo propender para que esa tendencia de reactivación económica se mantenga?

Sin duda hay un requisito básico y se llama seguridad, ya que el Atlántico continúa enfrentando problemáticas como robos de motocicletas y automotores; hurto a residencias, comercios y entidades financieras; entre otros. Inclusive, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia, así como el Distrito reportaron que durante el 2022, en el departamento del Atlántico ocurrieron 785 casos de sangre vinculados directamente con sicariato, feminicidios, violencia intrafamiliar, ataques con armas cortopunzantes y contundentes.

Este es un síntoma que debe atenderse a tiempo, antes de que pueda incidir en la atractividad de la región y perjudicar entonces su buena senda a nivel económico. Para esto, históricamente siempre ha sido la fuerza pública la encargada de velar por esta seguridad, no obstante, las organizaciones de seguridad privada también se han sumado como un aliado fundamental en esta tarea. Y es que la llegada de la pandemia sin duda reforzó aún más la idea de que la integración entre seguridad privada y seguridad pública es la clave para la construcción de ciudades seguras.

“Para mitigar los índices de criminalidad en una ciudad, la seguridad privada debe brindar un apoyo colaborativo a la fuerza pública en términos de comunicación, vigilancia y estrategia para enfrentar al crimen organizado. Esto se puede lograr más fácilmente con el uso de nuevas tecnologías que les permiten a los guardias ejecutar sus tareas diarias en menor tiempo y con mayor precisión, incrementando la productividad y la efectividad de sus operaciones de seguridad y resguardo”, afirma Julián Medina, experto en seguridad privada de Motorola Solutions.

 

Una de estas nuevas herramientas son las tecnologías de la radiocomunicación. Su implementación permite a las agencias de seguridad cubrir zonas donde no existe cobertura de celular u otros dispositivos, logrando de esta manera operar sin interrupciones. Asimismo, suprimen el ruido ambiente en entornos difíciles para

que todos los mensajes se transmitan sin problemas, incluso en las situaciones más extremas, cuando es crucial poder escuchar con claridad los hechos.

 

A esto, se ha sumado el aporte que brinda la Inteligencia Artificial, con sistemas de video seguridad que permiten reconocer e identificar si hay algún objeto en un lugar inusual, hacer reconocimiento facial, detectar comportamientos atípicos y así alertar al guardia sobre una posible situación de emergencia que podría evitarse a tiempo.

 

Inclusive, existen soluciones como Radio Alert, las cuales permiten integrar la gestión de video y analítica a los radios de dos vías para mantener al personal de seguridad conectado en todo momento. Así siempre podrán recibir y reconocer alarmas desde su sistema de radios a través de mensajes de texto y/o alertas de texto a voz. Gracias a este desarrollo, el personal de seguridad es notificado en tiempo real de eventos que requieran su apoyo sin tener que monitorear la actividad en la pantalla de un computador.

 

“Hoy en día las empresas de vigilancia tienen que integrar y articular la seguridad humana con sistemas de seguridad electrónica, solo así se logrará una gestión con menos riesgos y vulnerabilidades; y una efectividad en la lucha contra la delincuencia. Sin duda este es el gran reto del sector para poder contribuir en la construcción de una ciudad más segura”, concluye Medina.

 

Hablando del sector hotelero y turístico, aunque no es visible para el pasajero dentro de un aeropuerto o para el huésped de un hotel, todas estas herramientas se unifican a través de una infraestructura y ecosistema de tecnologías que permite que los diversos grupos de trabajo, operacionales, tripulación, servicios generales, entre otros, puedan estar comunicados sin importar donde se encuentren o a través de qué dispositivo lo hagan. Todas estas tecnologías convergen entonces por medio de un sistema realmente integrado de voz, data, video y analítica, de esta manera es posible responder rápidamente ante cualquier situación de riesgo, mantener la seguridad y así seguir contribuyendo a que el sector hotelero y turístico del departamento del Atlántico continue por su buena senda económica. 

 

Es así como las nuevas tecnologías se están convirtiendo en herramientas valiosas de comunicación para anticipar o evitar los crímenes, ya del departamento depende si se integran y aprovechan al máximo. De este modo, el Atlántico podrá acercarse a una seguridad real que preserve no solo la vida y la integridad física, sino el patrimonio de personas, empresas e instituciones.

Estilo

Últimas Noticias