spot_img
11.7 C
Bogota
miércoles, abril 17, 2024
spot_img

Construir o Comprar: qué es mejor para su empresa

En los últimos años, el desarrollo de aplicaciones de low-code se ha hecho cada vez más popular como alternativa a la compra de software estándar. “Las plataformas low-code de alto rendimiento permiten a las organizaciones crear aplicaciones personalizadas de forma rápida y sencilla sin necesidad de tener grandes competencias o experiencia en programación“, afirma Mauricio Aguilar, NOLA Solutions Architect de OutSystems. En el webinar “Comprar o desarrollar aplicaciones”, se analizaron las diferencias de cada situación y, aunque comprar una aplicación puede parecer la opción más fácil, hay varias razones por las que crear una aplicación de low-code es la mejor opción.

 

La creación permite una mayor flexibilidad y personalización. “Cuando las empresas adquieren software listo para usar, se limitan a las características y funciones que ofrece el proveedor de ese software”, afirma Aguilar. Esto puede provocar ineficacia y frustración si la aplicación no es la adecuada para la empresa. Con una plataforma de low-code, las organizaciones pueden crear aplicaciones personalizadas y adaptadas a sus necesidades. Esto puede mejorar la productividad, agilizar los procesos y, en última instancia, ahorrar recursos y mejorar los resultados empresariales.

 

Otro punto importante, crear una aplicación de low-code puede ser incluso más rentable a largo plazo. Aunque la inversión inicial en una plataforma puede ser mayor que la compra de software comercial, las empresas pueden ahorrar dinero a largo plazo al evitar los gastos de licencia y los costes de mantenimiento recurrentes. “Con una plataforma de bajo código de alto rendimiento, las empresas tienen un mayor control sobre su aplicación y pueden realizar actualizaciones y cambios según sea necesario, sin depender del proveedor de software”, comenta el directivo.

 

Además, crear una aplicación puede ser más rápido y sencillo que comprar software ya hecho. Con una plataforma es posible crear una aplicación a medida en cuestión de semanas -o incluso días-, en lugar de esperar a que el proveedor desarrolle y publique una nueva versión del software. “Esto puede ser especialmente beneficioso en sectores que necesitan responder rápidamente a los cambios del mercado”, señaló el directivo.

 

Por último, en el seminario web se habló de que crear una aplicación de low-code puede ser una valiosa experiencia de aprendizaje para las organizaciones. Al utilizar una plataforma de alto rendimiento, las empresas pueden desarrollar conocimientos internos de codificación y conocer mejor sus propios procesos y requisitos. “Esto puede conducir a soluciones más innovadoras y eficaces en el futuro”, concluye el directivo de Outsystems.

 

Por eso, aunque comprar software comercial pueda parecer la opción más fácil, crear una aplicación con código bajo puede ofrecer mayor flexibilidad, rentabilidad, rapidez y oportunidades de aprendizaje.  Con la creciente popularidad del desarrollo de low-code, está claro que cada vez más empresas reconocen las ventajas de crear sus propias aplicaciones.

 

 

 

Estilo

Últimas Noticias