spot_img
12.7 C
Bogota
viernes, abril 19, 2024
spot_img

Consejos para adoptar hábitos saludables en la rutina laboral

Mantener un estilo de vida activo y saludable puede parecer una tarea difícil de lograr, sobre todo cuando las exigencias del trabajo consumen la mayor parte de nuestro tiempo y energía. Sin embargo, dar prioridad a adoptar mejores hábitos, incluso mientras se trabaja, es importante para contribuir a mantener el bienestar general.

 

Por ello, te compartimos algunos consejos prácticos para que tu rutina laboral sea más activa y saludable.

 

Clara Valderrama, integrante del Consejo Consultor de Dietistas de Herbalife, explica que, dado que gran parte de nuestro día transcurre en el trabajo, prestar atención a nuestros hábitos de alimentación en el ambiente laboral es crucial “Proporcionarle al organismo los nutrientes adecuados, a través de una alimentación sana y balanceada, contribuye a nuestra salud. Sentirnos bien, con energía y enfocados para afrontar los retos de la jornada laboral es muy positivo“, afirma la nutricionista.

 

Por el contrario, una alimentación desbalanceada puede ocasionar la ingesta insuficiente o excesiva de energía y nutrientes, pudiendo provocar problemas de salud como sobrepeso, trastornos gastrointestinales, alteración en el metabolismo del azúcar, entre otros, que pueden agravarse con el tiempo y desmejoran considerablemente nuestra calidad de vida.

 

Diseñando una rutina saludable ¿Por dónde empezar?

 

Para quienes quieren comenzar a desarrollar hábitos más saludables en el trabajo, pero no saben por dónde empezar, la mejor manera es con pequeños cambios, que a la larga tendrán un impacto positivo en la salud. “Incluir más refrigerios nutritivos en la alimentación diaria, comer más fruta, beber más agua o disponer de un período más largo para el consumo de los alimentos son algunos ejemplos de pequeños cambios que se pueden adoptar”, aconseja Valderrama.

 

Por otra parte, es fundamental la planeación del esquema de alimentación diaria, para determinar cuántos tiempos de comida se tomarán a lo largo del día y así prepararse con antelación. Valderrama enfatiza que es importante evitar el consumo de alimentos altos en grasa y azúcares y definir los tiempos, los horarios y las cantidades de cada comida cuidadosamente.

 

Además, si se decide llevar comida al trabajo desde casa, es recomendable comenzar con recetas sencillas pero deliciosas, que incluyan alimentos con proteína, carbohidratos complejos, vitaminas y minerales. Algunas opciones para escoger son las ensaladas con pollo o atún, wraps integrales, quinua con vegetales, fruta en porciones, entre otros.

 

“Los refrigerios nutritivos, son una gran opción en lugar de los bocadillos altos en grasa o azúcar”, dice Valderrama. Entre los refrigerios más fáciles de consumir en las horas de trabajo están las frutas, barras o bebidas con proteína, frutos secos, yogurt griego bajo en grasa y fruta o queso bajo en grasa.

 

Cuando la jornada laboral se hace larga y la carga de trabajo apremia, una buena motivación para levantarse del puesto de trabajo es poder consumir los alimentos en un lugar diferente, evitando comer frente al computador. Recuerda que adoptar un estilo de vida más saludable también puede impactar positivamente en tu desempeño laboral. Después de todo, la salud es el activo más importante de cualquier trabajador.

Estilo

Últimas Noticias