spot_img
10.1 C
Bogota
miércoles, abril 17, 2024
spot_img

Cinco beneficios de la administración de las redes empresariales

Los equipos de tecnología y las redes están bajo una enorme presión para mantenerse al día con las demandas comerciales y los avances tecnológicos. Para lograr el éxito de una estrategia de transformación digital se requiere visibilidad para poder medir el impacto del negocio antes y después de la implementación de las mismas.

 

Las redes omnipresentes, dinámicas y de alto rendimiento que conectan componentes perimetrales (Edge) desde trabajadores remotos, sucursales, tiendas y dispositivos inteligentes, hasta los sitios centrales (campus, almacenes, plantas de producción) con centros de datos y servicios en la nube, son cada vez más complejas y costosas.

 

Conocer el estado de la red, brindar servicios y experiencia de usuario consistentes y de alta calidad, maximizar la productividad tanto de los usuarios como del personal de TI, proteger los recursos de la red y adaptarse fácilmente a los nuevos requisitos de conectividad, son principios clave para mantener la infraestructura y soportar el éxito de los negocios digitales.

 

Las soluciones avanzadas de administración y observabilidad de redes brindan inteligencia detallada e información procesable que no solo aumentan la integridad y la innovación de la red, sino que también contribuyen a los esfuerzos de administración comercial y de TI, centrados en reducir los riesgos, optimizar los recursos técnicos y los gastos, automatizar los procesos y aumentar las oportunidades de ingresos.

 

Con la observabilidad de la red, se alcanzan cinco puntos principales de gestión:

 

  1. La experiencia digital.  Es el indicador definitivo de la calidad del servicio para todos los puntos finales: trabajadores internos, socios externos, clientes finales y dispositivos inteligentes conectados. La satisfacción del cliente y la productividad de los trabajadores son las prioridades comerciales digitales mejor calificadas para la mayoría de las organizaciones. Y la experiencia digital sirve no solo como un indicador del rendimiento actual de la red, las aplicaciones y las transacciones, sino también como una advertencia para las acciones de administración proactivas que evitan las llamadas a la mesa de ayuda y el tiempo de inactividad del usuario.

 

  1. Resiliencia de la red. La medición y el monitoreo continuos y completos de las condiciones y los componentes de la infraestructura de la red permiten una prestación de servicios constante, una resolución rápida de problemas y la mitigación de amenazas. Las capacidades clave, como el análisis de la causa raíz, la medición de la experiencia digital y la detección de anomalías, identifican problemas y amenazas al principio de su desarrollo y dirigen acciones correctivas de acción rápida por parte del personal de TI. Al examinar prácticas de administración más proactivas, la medición detallada y el monitoreo continuo de la red y los componentes en red reducen los riesgos asociados con fallas/ralentizaciones relacionadas con la capacidad, vulnerabilidades de seguridad y actualizaciones de sistemas y servicios.

 

  1. Ventaja del servicio en la nube. Para la organización de TI empresarial, las redes en la nube y multinube representan un desafío de visibilidad y control. Con demasiada frecuencia, la red en la nube es un punto ciego para la empresa suscriptora. Y con los servicios en la nube que continúan expandiendo su presencia e influencia dentro de las redes empresariales, estos puntos ciegos se están convirtiendo en un problema importante para la mayoría de las organizaciones de TI. Afortunadamente, las soluciones de observabilidad de red están ampliando su recopilación de inteligencia y sus conocimientos analíticos centrados en servicios, infraestructuras y redes en la nube.

 

  1. Excelencia operativa. En esta era digital, las redes están aumentando en complejidad y criticidad. Cada red se ajusta a la medida para servir a una sola organización y sus demandas comerciales y tecnológicas únicas. La visibilidad y el control completos proporcionados por las soluciones de observabilidad de la red son necesarios para que todos los componentes de servicios y sistemas relacionados con la red, los recursos conectados, los mecanismos de seguridad, las prácticas de gestión y el personal de TI operen con la máxima eficiencia y eficacia. La inteligencia y los conocimientos detallados de la red pueden informar las condiciones operativas, rastrear las tendencias de utilización, dirigir acciones correctivas y predecir demandas y resultados. Todos y más impulsan la excelencia en las operaciones, la ingeniería y la seguridad de la red.

 

  1. Innovación digital. El entorno empresarial digital exige mucho más de la red y, del personal y las soluciones de gestión de TI. Las redes deben ser más resistentes y receptivas. La gestión de la red debe ser más precisa y proactiva. Ya sea que se informe sobre el estado de una carga de trabajo existente o se evalúe la capacidad de la red para admitir una nueva carga de trabajo, la inteligencia y los conocimientos de la red ayudan a la operación del negocio y a innovar en nuevos servicios y productos.

 

Estilo

Últimas Noticias