spot_img
10.1 C
Bogota
miércoles, abril 17, 2024
spot_img

27 de Junio, Día Mundial de las PYMEs

¿Sabías que, si todas las PYMEs cerraran, el PIB y las economías mundiales se hundirían? Las PYMEs son una parte fundamental del corazón y el motor económico de nuestra sociedad, ya que representan el 90% de todas las empresas del mundo. Según el Banco Mundial y Statista, con aproximadamente 332,9 millones de empresas, aportan hasta el 40% de la renta nacional (PIB) en las economías emergentes, desempeñando un papel clave y añadiendo valor en todos los sectores de la economía.

 

Según los informes de Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), un proveedor líder especializado en ciberseguridad a nivel mundial, las pymes serán uno de los objetivos más recurrentes de los ciberataques, suponiendo ya el ransomware una amenaza importante para más del 80% de las pymes. Tanto es así que sólo en 2022, el 61% de los ciberataques se dirigieron a pequeñas empresas.

 

Sin embargo, la inversión en ciberseguridad continúa siendo una de las grandes tareas pendientes de estos negocios. Por ejemplo, sólo el 11% de las pymes de España cuenta actualmente con una solución de seguridad de IoT completa, mientras que el 52% de ellas se encuentra completamente desprotegida sin incorporar ningún tipo de solución de seguridad Y es que los cada vez más altos costos derivados de un ciberataque pueden llegar a suponer el cierre completo de la empresa.

 

El informe SMB Report 2022 de Check Point Software, elaborado a partir de una encuesta a más de 1.000 pequeñas y medianas empresas de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Singapur, dos de los mayores impactos que los ciberataques tienen en las PYMES son la pérdida de ingresos (28%) y la pérdida de confianza de los clientes (16%).

 

Aunque, de hecho, los daños no siempre se limitan en exclusiva a las empresas. Los métodos utilizados en los ciberataques continúan evolucionando, dando lugar a los llamados ataques de ransomware de doble y triple extorsión, en los que, tras secuestrar y pedir un rescate a la empresa vulnerada, se contacta de nuevo a los propios usuarios afectados por esta filtración para pedirles más dinero.

 

Por esta razón, Check Point Software quiere concienciar a las pymes sobre los peligros actuales en la red, así como ayudarlas a lograr una resiliencia digital que las permita continuar creciendo de manera segura entregando algunos consejos como:

 

·       Realizar backups periódicos: uno de los objetivos principales del ransomware es la incapacitación del acceso a los datos. De esta manera, y en ocasiones bajo el añadido de la amenaza de un borrado, los ciberdelincuentes buscan que sus víctimas paguen los rescates. Generar y almacenar copias de seguridad automatizadas de los datos permite a las empresas recuperarse de manera rápida ante estos ciberataques, reduciendo al mínimo la incidencia de estos.

·       Actualizar los dispositivos de manera recurrente: son muchas las pymes y los usuarios que cuando llega una actualización no la aplican o la dejan para luego, este es un terrible error. El objetivo de la aplicación de parches y actualizaciones es tapar o subsanar alguna vulnerabilidad presente en el dispositivo o aplicación, siendo un componente crítico en la defensa contra los ataques de ransomware. De no hacerlos, los ciberdelincuentes pueden aprovecharse de los últimos exploits descubiertos, apuntando sus ataques a los sistemas todavía vulnerables.

 

·       Autenticación de usuarios: de igual manera que no compartimos nuestras contraseñas o incluso las llaves de nuestro hogar, es igualmente crucial que las empresas se aseguren de que sólo las personas adecuadas cuentan con los accesos necesarios. Un tipo de ciberataque recurrente se centra en el acceso RDP (Protocolo de Escritorio Remoto) con credenciales de usuario robadas. Utilizar un factor de doble autenticación de usuarios añade una capa de defensa adicional para evitar que los atacantes hagan uso de estas contraseñas o cuentas comprometidas.

·       Reducir la superficie de ataque: ante el alto coste potencial de una infección por ransomware, la mejor estrategia se centra en abordar una estrategia de prevención, evitando los ataques de manera previa a su despliegue.

·       Implantar una solución anti-ransomware: dada su metodología de cifrado de datos, el ransomware deja una huella digital única cuando se ejecuta en un sistema. Las soluciones anti-ransomware están diseñadas para identificar estos rastros y detectar estos ataques de manera más eficiente.

·       Formación y concienciación en materia de ciberseguridad: la mayor parte del malware dirigido a pymes suele propagarse mediante correos electrónicos de phishing y el eslabón más débil de la cadena suelen ser los empleados. Por ello, es crucial formar a los trabajadores sobre cómo identificar y evitar amenazas potenciales de este tipo.

El trabajo híbrido ha complicado la seguridad de las pymes, fomentando la necesidad de contar con una plataforma de seguridad simple y consolidada. Cada vez más empresas quieren invertir en ciberseguridad para salvaguardar e impulsar el crecimiento de su negocio”, comparte, Manuel Rodríguez, Gerente de Ingeniería de Seguridad para el Norte de América Latina de Check Point Software. “Sin embargo, con la creciente escasez de profesionales cualificados en ciberseguridad, necesitan una solución que ofrezca una protección de cobertura total sin complicados procesos de instalación e integración“.

Estilo

Últimas Noticias