spot_img
18.7 C
Bogota
lunes, mayo 20, 2024
spot_img

Variedades de frutas y vegetales que marcan la diferencia en Colombia

Colombia se ha convertido en el epicentro de una apasionante revolución agrícola que ha dado lugar a la creación de nuevas y sorprendentes variedades de frutas y vegetales. El sector agrícola es uno de los pilares fundamentales de la economía del país, por lo tanto, no es sorprendente que los agricultores estén aprovechando los avances en el desarrollo genético y técnico para adentrarse en el cultivo y explotación de estas especies innovadoras, ampliando así su oferta de productos en el mercado.

 

Estas nuevas especies de frutas y vegetales están satisfaciendo las demandas del mercado al ofrecer sabores, texturas y colores únicos que cautivan a los consumidores y han sido cuidadosamente desarrolladas para responder a las necesidades específicas de los consumidores, lo que ha permitido ampliar la diversidad de opciones disponibles. 

 

Felipe Andrade, socio de CMS Rodríguez-Azuero ha identificado una serie de ventajas que respaldan los datos de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex). El banano lidera las ventas internacionales de frutas con un impresionante 66% de participación, seguido por el aguacate Hass con un 12.1%. Estas variedades mejoradas, entre otras, han sido clave para generar un aumento significativo en la demanda de productos agrícolas colombianos.

 

Algunas de las ventajas que Andrade ha identificado, han sido:

 

  1. Amplitud del horizonte de productos: Las nuevas variedades permiten a los agricultores diversificar su oferta, brindando al mercado nacional e internacional una amplia gama de opciones frescas y de alta calidad. El mejoramiento genético y técnico de estas variedades impacta positivamente a los agricultores, al permitir una mayor y mejor oferta de productos en el mercado.
  2. Productividad en auge: Gracias al mejoramiento genético y técnico, estas variedades generan altos rendimientos por hectárea, lo que se traduce en mayores ingresos y una mayor inversión en el sector agrícola. Los agropecuarios se benefician al tener la posibilidad de ampliar el abanico de opciones en materia de semillas y variedades disponibles.
  3. Mayor resistencia a plagas: La innovación de las variedades permite la resistencia a las plagas más comunes, reduciendo así la necesidad de pesticidas y promoviendo una agricultura más sostenible. El mejoramiento genético y técnico de las variedades tiene por objeto mejorar las condiciones técnicas de las mismas y lograr un avance en la resistencia a plagas.

 

“Los agricultores colombianos tienen la capacidad de expandir su oferta de productos agrícolas y ofrecer alimentos de alta calidad que cumplen con los estándares más exigentes. Este enfoque en la calidad y la diversidad ha tenido un impacto positivo en nuestras exportaciones agrícolas, impulsando el crecimiento y abriendo nuevas oportunidades en mercados internacionales” concluye el abogado Felipe Andrade.

 

Estilo

Últimas Noticias