3D sketching: La increíble herramienta utilizada por diseñadores de Renault Group

0
86
Al igual que el cine, los videojuegos o la cartografía, la industria automotriz lleva varias décadas apoyándose en los avances de la modelización 3D para dar vida a sus proyectos. En la actualidad, para fabricar un vehículo es necesario que primero nazca en tres dimensiones. Esta es una de las tareas del diseñador, cuya caja de herramientas digitales no para de crecer. Una de estas herramientas está basada en el 3D sketching, una tecnología revolucionaria que permite dibujar sin lápiz ni mesa. ¡Bienvenidos al futuro!

Equipado con un casco VR y con un mando en cada mano, un hombre gesticula en medio de una sala. Parece dibujar líneas invisibles a su alrededor en una escena cómica que recuerda a estas experiencias de juegos de realidad virtual. Sin embargo, Udo, así se llama nuestro protagonista, no tiene nada de gamer… ¡Es diseñador! Y está en plena sesión de trabajo. Su último hallazgo es un software de 3D sketching, un método de dibujo que se está desplegando en el polo de Diseño de Renault Group.

“Con el 3D sketching, estamos inmersos en un espacio carente de cualquier límite”. Udo, jefe de diseño

 

EL 3D SKETCHING, ¿QUÉ ES?

El 3D sketching es una tecnología intuitiva que consiste en “dibujar en el vacío”, alrededor de uno mismo.

¿Dibujar en el vacío? Pablo Picasso ya experimentaba con ello en 1949. El famoso artista español utilizaba un mechero como lápiz para realizar “coreografías luminosas”. Estos dibujos efímeros fueron inmortalizados por la fotógrafa Gjon Mili. A esta técnica se la llamaba light painting (o light drawing), una forma de arte que permitía, en aquella época, conceptualizar una idea bajo la forma de una representación en el espacio.

Hoy en día con el 3D sketching, la idea es algo parecida, pero sin mechero ni cámara de fotos. La técnica está basada en la utilización de un casco de realidad virtual, también conocido como casco VR (por Virtual Reality). Inventado hace cincuenta años, se democratizó hace una década con la comercialización de modelos destinados al público en general para un uso videolúdico.

Con el casco puesto y encendido, el diseñador se encuentra sumergido en un estudio de dibujo virtual a 360°. Con dos mandos (uno en cada mano), elige colores en una paleta gráfica, dibuja líneas, genera formas, reviste superficies, etc. Todos los movimientos están modelizados y son registrados en tiempo real por un software.

UNA LIBERTAD CREATIVA DIGITAL CASI SIN LÍMITES

A finales de los años 90, la profesión de diseñador ya había ensayado una primera transformación con la popularización del diseño en una tableta digital. Actualmente, el 3D sketching va todavía más lejos al permitir al diseñador prescindir de tableta, de lápiz, de ratón y hasta de escritorio para trabajar. El diseño entra en una nueva era, la de una digitalización convertida en el punto central del diseño de los vehículos.

 

«Renault Group lleva muchos años trabajando en el mundo digital. Ahora se abre una nueva era para el diseñador»

Gracias a unas herramientas que mejoran constantemente, esta digitalización aumenta la libertad del diseñador y hace que sus proyectos sean aún más accesibles. Nunca fue tan fácil realizar esbozos rápidos en tres dimensiones, crear en perspectiva, modelizar formas, incluso a escala 1:1, o rellenar volúmenes. “Permite ganar tiempo”, precisa Udo. “Hacen falta al menos cuatro semanas para enviar una numerización o datos a una máquina, mientras que en este caso estamos en tiempo real. Es una enorme ventaja”. En resumen, el 3D sketching abre la puerta a nuevas experimentaciones porque permite a quien lo utiliza concretar fácilmente cualquier idea.

Quizás los únicos problemas sean la fatiga ocular, el dolor de cabeza o el dolor de espalda y articular que algunos diseñadores padecen después de una utilización prolongada. “Diseñar a 360° requiere tener una buena forma física y hacer una pausa cada hora”, subraya Udo.

Los ingenieros ya están pensando en soluciones para que la experiencia sea más agradable. Dichas soluciones pasan por aligerar el casco. Por ejemplo, se están desarrollando cascos de realidad virtual mixta que permiten tanto dibujar en VR como ver lo que ocurre alrededor e interactuar con los compañeros.

MODO COLABORATIVO 2.0

El 3D sketching añade otro as bajo la manga del diseñador y es la posibilidad de colaborar con un compañero, en directo, en un mismo proyecto, independientemente de la distancia que los separa.

“En cuanto tenemos una conexión a Internet, ya no hay límite geográfico. Podemos tener la sensación de estar juntos, aunque nos separen miles de kilómetros”, subraya Udo. Dos diseñadores pueden conversar a través de la interfaz creada por la herramienta de 3D sketching gracias a los auriculares y al micro integrado en el casco VR. De este modo, comunican, comparten sus trabajos individuales y se unen en torno a proyectos comunes, sin moverse de casa, de la oficina o de cualquier otro lugar del planeta.

Con ello las combinaciones que pueden imaginar son infinitas y los malentendidos mucho menos frecuentes que antes.

Pero eso no es todo ya que el workflow también mejora. Una vez realizadas las modelizaciones gracias al 3D sketching, se exportan bajo la forma de archivos. Estos pueden ser explotados por los demás eslabones de la cadena de diseño y de producción de un vehículo. El diseñador puede confiar el resultado de su trabajo a un modelador (encargado de convertirlo en una maqueta física) o a un ingeniero que valorará su viabilidad, por ejemplo.

Al igual que la digitalización, el 3D sketching elimina los obstáculos a la comunicación y borra poco a poco las fronteras entre las actividades profesionales.

 

EL NUEVO LÁPIZ DEL “DISEÑADOR AUMENTADO”

En el departamento de diseño, el dibujo digital ofrece, desde hace unos años, oportunidades de reproducir más, de ir más rápido en este proceso y de ir más lejos, desde las primeras intenciones del dibujante. La tendencia se acentúa con el 3D sketching. Además de reducir los costos y los tiempos de fabricación, esta nueva tecnología facilita el desarrollo y la visualización de contenidos dibujados.

En concreto, el diseñador tiene ahora la oportunidad de concentrarse en una parte de su dibujo con más precisión, de experimentar con las superficies como desee, de producir en “espejo” (desdoblar una cara 2D para convertirla en un objeto 3D), de obtener el mejor aspecto de sus croquis y modelizaciones, de presentar directamente sus proyectos en tiempo real y de dar vida a sus dibujos gracias a la compatibilidad de esta tecnología con las impresoras 3D.

Gracias a estas múltiples ventajas, a nuevas competencias y medios más variados de expresar sus ideas, el diseñador se ha convertido en “diseñador aumentado”.

“Siempre vamos a necesitar maquetas físicas porque nuestro cliente quiere comprar un producto real, que puede tocar y sentir”.

image.png