Carne contaminada: supermercados colombianos vinculados a la deforestación ilegal y el conflicto armado en la Amazonía

0
216

WASHINGTON–(BUSINESS WIRE)–Un nuevo informe de la Agencia de Investigación Ambiental (EIA) revela cómo la carne vacuna vendida en los supermercados colombianos está alimentando la deforestación ilegal en los bosques amazónicos protegidos y contribuyendo a la financiación de grupos armados.

La revolucionaria investigación rastrea la carne vacuna procedente de zonas deforestadas ilegalmente hasta las cadenas de supermercados como el Grupo Éxito y Colsubsidio, donde se vende a los consumidores. A través de un innovador análisis de datos y de extensas investigaciones de campo, la EIA descubrió un sistema marcado por la corrupción, la extorsión, el blanqueo de ganado y la tala ilegal de bosques en la Amazonía colombiana.

Los investigadores de la EIA documentaron una compleja red de actores que incluye ganaderos, intermediarios, mataderos, concentraciones de ganado, grupos armados y cadenas de supermercados en las principales ciudades de Colombia. Un ganadero vinculado a la cadena de suministro del Grupo Éxito admitió haber deforestado cientos de hectáreas en 2019 dentro del Parque Nacional Chiribiquete y tener previsto talar más en el futuro. Otro declaró lo fácil que es establecer fincas sin documentación legal: » Usted puede llenarla de ganado así esté sin titular «. Los investigadores también encontraron pruebas de que se blanquea el ganado mediante permisos falsos que ocultan su origen.

Susanne Breitkopf, Directora Adjunta de la Campaña de Bosques de la EIA, declaró: “Nuestra investigación demuestra que no basta con que las empresas confíen en las declaraciones de sus proveedores. Tienen que aplicar sus propios sistemas de debida diligencia y rastrear la carne hasta el origen del ganado”.

La debilidad de las instituciones gubernamentales permite el acaparamiento de tierras, la deforestación ilegal y el blanqueo de ganado. Los gobernantes de facto en la región son grupos armados que compiten por los campos de coca y los corredores de contrabando de drogas. Los ganaderos entrevistados confirmaron que realizan pagos anuales a los grupos armados a razón de 10000 pesos colombianos por cabeza de ganado, a cambio de «protección». Uno de ellos explicó que “esta gente lo cuida a uno”.

La EIA también analizó decenas de miles de registros del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y pudo documentar un aumento exponencial de las poblaciones de ganado en las áreas protegidas en los últimos 4 años.

El informe recomienda que el gobierno colombiano establezca la trazabilidad y la transparencia obligatorias en el sector ganadero e insta a las empresas del sector privado a cumplir sus compromisos públicos llevando a cabo la debida diligencia para garantizar que sus cadenas de suministro estén libres de deforestación y de violaciones de los derechos humanos.

“Más de diez años de compromisos privados por parte de empresas de todo el mundo han demostrado que los compromisos voluntarios no van a resolver la crisis de la deforestación”, dijo Breitkopf. “La trazabilidad obligatoria de la cadena de suministro y la transparencia en el sector ganadero deben convertirse en la norma, en Colombia y en todo el mundo”.

Para leer el informe en español, haga clic aquí.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Susanne Breitkopf, Directora Adjunta, Campaña de Bosques, sbreitkopf@eia-global.org
Lindsay Moran, Directora de Comunicaciones, lmoran@eia-global.org