Estas son 5 fabulosas mujeres que inspiraron a los Hoteles Hilton

0
68

C. Baldwin, Curio Collection by Hilton (Houston, Estados Unidos)

 

El hotel lleva el nombre de Charlotte Baldwin Allen, promotora sin título, ganadera, mujer de negocios audaz y filántropa incansable. 

 

Charlotte estaba casada con Augustus Chapman Allen, un especulador inmobiliario de Nueva York que cofundó oficialmente Houston con su hermano, John Kirby Allen. Augustus abandonó Houston tras separarse de Charlotte en 1850, pero Charlotte Baldwin Allen permaneció en la Ciudad del Bayou y se convirtió en la principal impulsora financiera de toda la industria de la construcción de Houston. Donó innumerables extensiones de terreno público -a pesar de que, como mujer, no era legalmente propietaria de ninguna-, incluido el lugar utilizado para el primer ayuntamiento.

 

El Hotel C. Baldwin pretende rendir homenaje al espíritu pionero de Charlotte. 

 

El año 1836 no dio a Charlotte la oportunidad de dejar su huella en todo lo que creó. Hoy el hotel rinde homenaje a su tenacidad y visión poniendo con orgullo su nombre en nuestra puerta. No se le permitió firmar con su nombre, pero dejó su huella de todos modos.

 

La historia cierra el círculo cuando C. Baldwin finalmente da vida a la historia de la mujer fundadora de Houston, a la vez que eleva las voces actuales de las mujeres modernas pioneras. El hotel abrió sus puertas en 2019 como parte de Curio Collection by Hilton, una cartera global de hoteles y resorts de alta gama y únicos en su género. Las propiedades de Curio Collection, como C. Baldwin, ofrecen a los viajeros experiencias auténticas y seleccionadas a través de ofertas locales y comodidades de alto nivel, a la vez que proporcionan los beneficios que ofrece Hilton.

 

Link al retrato más grande de Charlotte cerca a la recepción del Hotel

 

 

The Duniway Portland, a Hilton Hotel (Portland, Estados Unidos)

 

Abigail Scott Duniway es el nombre del nuevo y provocativo hotel de Portland, The Duniway, a Hilton Hotel. A los 18 años, Abigail emprendió el camino hacia Oregón y se convirtió en una defensora de las injusticias sociales y de los derechos de la mujer, ayudando incluso a conseguir el derecho al voto. Era propietaria de un periódico que publicaba con frecuencia artículos innovadores para promover la libertad de expresión y los derechos humanos.

 

Tomando como ejemplo a Abigail, The Duniway encarna su esencia celebrando la naturaleza artística, creativa e independiente de Portland y anima a los huéspedes a abrazar la noción de romper las normas sin miedo y a inspirarse para ser su propio pionero de hoy en día.

 

Link para ver el Lobby del Duniway

 

Hilton Buenos Aires (Buenos Aires, Argentina) – Puente de La Mujer (Buenos Aires, Argentina)

 

En realidad, no es una mujer, pero tres que tienen una relación con el hotel Hilton Buenos Aires. Situado en el elegante distrito ribereño de Puerto Madero, una ubicación privilegiada con magnífica vista a la ciudad y al río, el hotel está a solo unos metros del icónico Puente de la Mujer. El puente fue encargado por el visionario empresario Alberto González, propietario de Hilton Buenos Aires y pionero en Puerto Madero, como homenaje a su esposa e hijas. 

Inaugurado en 2001, el diseño es del reconocido arquitecto español Santiago Calatrava. Uno de los tres tramos del puente, el del centro, gira a 90 grados sobre su eje para permitir la circulación de embarcaciones a través del dique. Según su creador, el mástil representa al hombre que sostiene por medio de cuerdas la curvatura central que simboliza a la mujer. Se dice que el espíritu que la construcción evoca es el de una pareja bailando tango.

 

Es la primera obra en América latina del célebre arquitecto español Santiago Calatrava y se puede observar desde la terraza de Hilton Buenos Aires, hotel de 417 habitaciones y espacio ideal para la relajación con amenidades como piscina en la terraza del séptimo piso y deliciosas opciones gastronómicas en el restaurante El Faro.

 

Link a imágenes del Puente de la Mujer y Hilton Buenos Aires.

 

The Palmer House, un Hotel Hilton (Chicago, Estados Unidos)

 

Construido como un regalo para profesar su amor, el millonario Potter Palmer y el ícono filantrópico Bertha Honoré Palmer abrieron el elegante Palmer House Hotel para la élite de Chicago el 26 de septiembre de 1871. Bertha, una inteligente mujer de negocios y encantadora socialité, desempeñó un papel fundamental en los avances en materia de igualdad de género en todo Chicago y ahora es reconocida como una filántropa icónica, líder pública y defensora de los derechos de la mujer.

 

Como presidenta de la Junta de Administradoras de la Exposición Mundial Colombina 

de 1893, Bertha se aseguró de que la Feria Mundial destacara una amplia y diversa representación de los logros de las mujeres. Sin embargo, fue en el hotel del centro de la ciudad donde Bertha ayudó a desarrollar una de sus contribuciones más reconocidas, el Brownie del Palmer House.

 

Bertha también desempeñó un papel destacado en el desarrollo de exitosos clubes de mujeres, organizaciones culturales y grupos cívicos que influyeron en el desarrollo de Chicago a finales del siglo XIX. Bertha creó el Chicago Woman's Club, la Society of Decorative Arts, el Fortnightly Club y la Chicago Civic Federation, entre otros.

 

También fue una de las primeras integrantes del Chicago Woman's Club, un grupo de mujeres trabajadoras que discutían los problemas sociales y desarrollaban soluciones. Algunas de las iniciativas apoyadas por el club fueron: asegurar que las guarderías de Chicago formaran parte del sistema escolar, hacer campaña para que hubiera leche económica para los niños pobres y mejorar el cuidado general de los hijos de las madres encarceladas. Aunque Bertha utilizó a menudo su acomodado papel en la sociedad para promover las causas de las mujeres, nunca se consideró feminista. En los dieciséis años posteriores a la muerte de Potter en 1902, Bertha duplicó el valor neto del patrimonio de los Palmer.

Link a imágenes de la propiedad

 

Conrad New York Midtown (Nueva York, Estados Unidos)

 

El nuevo Conrad New York Midtown, de 562 habitaciones, situado en el corazón de la ciudad de Nueva York, ofrece a los viajeros un refugio espacioso y residencial. Con una amplia colección de arte inspirada en la cultura neoyorquina y en los museos cercanos de categoría mundial, una pieza fundamental para el hotel es la joya de la corona anclada en el centro del vestíbulo del hotel: Leda y el cisne. Una escultura realista de la renombrada artista contemporánea Carole A. Feuerman, que estuvo influenciada por el mito griego del mismo nombre, y que revive la historia aportando temas modernos de feminismo y fuerza.

 

Al entrar en el vestíbulo, los ojos de los huéspedes se ven atraídos inmediatamente por la escultura, que representa una figura femenina con un traje de baño ornamentado y un gorro de baño revestido de cristales, descansando sobre un cisne inflable de color blanco brillante.

 

La escultura parece flotar sobre el zócalo, aportando un ambiente zen al tranquilo y sereno espacio del vestíbulo. La interpretación de Feuerman del cuento clásico -en el que Zeus, disfrazado de cisne, domina y seduce a Leda, que dio a luz a Helena de Troya- muestra a Leda, la bañista, en una posición de dominio femenino sobre Zeus, el cisne.