La civilidad en línea mejoró el año pasado y ha sido la más alta desde el 2016

0
255

Como parte del Día Internacional del Internet Seguro y bajo el lema «Juntos para un mejor Internet», Microsoft dio a conocer los resultados más recientes de su sexto estudio anual Civility, Safety and Interaction Online – 2022, (Civilidad, seguridad e interacción en línea), así como una nueva puntuación  del Digital Civility Index (DCI) (Índice de civilidad digital).

 

La encuesta, conducida en 22 países, entrevistó a adolescentes de 13 a 17 años y adultos de 18 a 74 años. En total, participaron más de 11.000 encuestados, divididos equitativamente, incluidos 503 encuestados en Colombia. Sobre su exposición a 21 riesgos en línea en cuatro categorías (reputacional, conductual, sexual y personal/intrusivo[i]), sus experiencias de vida en el Internet (incluyendo durante la pandemia) y cómo las interacciones en esas áreas afectaron su percepción de la civilidad en línea. Las respuestas de la encuesta generan una puntuación de DCI, que funciona de manera parecida a una puntuación de golf: entre menor es el índice (en una escala de cero a 100), menor es el riesgo de exposición de los entrevistados y mayor es el nivel percibido de civilidad en línea entre las personas de ese país.  

 

Notablemente, la puntuación global de CDI este año fue de 65%, la mejor desde que la encuesta inició en el 2016. Esto también es una mejora del 2% desde el 2020, pese a las percepciones de que la civilidad en línea se ha deteriorado a un año de la pandemia global. Para encontrar el DCI de sus países y otras estadísticas relevantes, consulten nuestros resúmenes de datos por país. 

 

En el caso de Colombia, el CDI local alcanzó un porcentaje de 77%, lo que representa una mejora frente al 2019, cuando el país había obtenido un puntaje de 80%, pero empeora con respecto al 2020 en donde obtuvo un 70%. El estudio demuestra que la carga del riesgo recayó mayoritariamente en las mujeres, representando en un 51% de riesgo. Las colombianas manifestaron mayor desconfianza en las interacciones con personas en línea (50%) en comparación con los hombres (34%); también expresaron mayor preocupación o temor de recibir un trato grosero o agresivo en línea en un 59%, mientras que sus contrapartes masculinas solo en un 36%.

 

Además, se tomaron en cuenta las percepciones acerca del civismo en línea durante el Covid-19, y estas fueron menos positivas. Junto con los aumentos en la exposición a los riesgos (DCI), las percepciones sobre el estado general de la civilidad en línea empeoraron: El civismo reportado empeoró durante la pandemia (22%) y los encuestados también manifestaron que algunos aspectos positivos habían disminuido como el sentido de comunidad (-12%), el sentimiento de que estamos todos juntos en esto (-12%), reconexión con familiares y amigos (-9%) y más personas ayudándose entre sí (-9%).

 

¿Cómo podemos mejorar el civismo en línea?, el 95% de los encuestados en Colombia estuvieron de acuerdo en que necesitamos educar mejor a las personas sobre cómo hacer que el mundo digital sea más seguro, el 80% en que las empresas de redes sociales deberían moderar más el discurso dañino en línea y el 75% en que no se debe permitir que las personas publiquen comentarios en línea de forma anónima, ya que pueden ser descorteses sin enfrentar ninguna consecuencia.

 

En contraste, los cinco países con mejor rendimiento en el Índice de Civismo Digital son: Países Bajos (52%) superando a Reino Unido quien había ocupado el primer lugar en tres de los últimos cuatro años, Alemania (55%), Reino Unido (55%), seguidos por, Canadá (57%), Singapur (57%) y Estados Unidos (58%).

 

A continuación, aparecen otros datos clave de los resultados de este año, así como las áreas en las que se espera progresar para avanzar hacia un Internet más seguro y civilizado a través de alianzas públicas y privadas y campañas educativas para consumidores. 

 

Las percepciones sobre la seguridad en línea varían por género: las mujeres tienen más interacciones negativas

 

La mejora de DCI este año se debió a los adolescentes y los hombres entrevistados, quienes respondieron estar menos expuestos a los riesgos en línea que las mujeres entrevistadas. Por ejemplo, los adolescentes hombres observaron una disminución del 5% en trolling y mensajes de sexo no deseados y una reducción del 3% en discursos de odio comparado con los resultados del año pasado.

 

Las adolescentes y mujeres entrevistadas, en contraste, reportaron haber estado más expuestas a riesgos en línea y, como resultado, tenido consecuencias más severas. Las mujeres experimentaron casi el 60% de todos riesgos reportados en el 2021, la cifra más alta hasta ahora, y también fueron más propensas a haber experimentado consecuencias, preocupación o dolor por ser tratadas sin respeto.