Salud Pública revela un nuevo reporte que muestra que la inseguridad alimentaria es una creciente preocupación

0
93

Urge soluciones después que la pandemia de COVID-19 expuso inequidades en el sistema alimentario

LOS ÁNGELES–(BUSINESS WIRE)–Hoy, el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles publicó un reporte nuevo mostrando que, aunque la inseguridad alimentaria en el Condado de Los Ángeles había bajado antes del 2020, persisten profundas disparidades raciales y económicas que afectan el acceso a y asequibilidad de comida saludable. El reporte también muestra que durante la pandemia de COVID-19, muchos hogares del condado experimentaron inseguridad alimentaria y las comunidades de color fueron las más afectadas. El reporte incluye recomendaciones innovadoras para reducir la inseguridad alimentaria y mejorar la equidad alimentaria en el condado.

Inseguridad alimentaria, definida como tener acceso limitado o incierto a suficientes alimentos asequibles y nutritivos para vivir una vida activa y saludable, es una grave preocupación de salud pública asociada con algunas de las enfermedades crónicas más costosas relacionadas con la dieta, incluyendo alta presión arterial, obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, infartos, y muchas formas de cáncer. Experimentar inseguridad alimentaria durante la infancia puede provocar un retraso en el desarrollo, disminución del rendimiento académico, ansiedad y depresión y obesidad de inicio temprano.

Tomando datos de la Encuesta de Salud del Condado de Los Ángeles 2018 (LACHS) y datos más recientes del componente del Condado de Los Ángeles en el estudio “Entendiendo el Coronavirus en los Estados Unidos” realizado por la Universidad del Sur de California, estos son algunos de los puntos destacados del reporte:

En el 2018:

  • Entre los hogares en el Condado de Los Ángeles con ingresos inferiores al 300 % del nivel federal de pobreza (aproximadamente $73,000 al año para una familia de cuatro), 26.8 % o 516,000 hogares experimentaron inseguridad alimentaria.
  • Los hogares con niños tuvieron mayores niveles de inseguridad alimentaria (28.1%) en comparación con hogares sin niños (26.1%).
  • Entre aquellos viviendo en hogares con inseguridad alimentaria, el 67.3 % eran latinos, el 13.9 % eran blancos, el 11.9 % eran afroamericanos, y el 6.2 % eran asiáticos.
  • La prevalencia de obesidad (36.9 %), diabetes tipo 2 (17.0 %), hipertensión (30.4 %), colesterol alto (30.4 %) y depresión (23.9 %) fueron mayores entre adultos viviendo en hogares con inseguridad alimentaria que entre los que viven en hogares con seguridad alimentaria (29.6 %, 11.8 %, 24.2 %, 25.6 % y 8.4 %, respectivamente).

En el 2020, durante la pandemia de COVID-19:

  • 34 % de todos los hogares en el Condado de Los Ángeles, a través de todos los niveles de ingreso, experimentaron inseguridad alimentaria en algún punto entre abril y diciembre.
  • Los latinos experimentaron la mayor prevalencia de inseguridad alimentaria (40 %), seguidos por los afroamericanos (39 %), asiáticos (28 %) y blancos no hispanos (21 %).
  • Entre el 14.7 % y el 26.7 % de los hogares del Condado de Los Ángeles probablemente fueron elegibles para CalFresh pero no estaban inscritos a partir de julio de 2020.
  • Las personas que experimentaron inseguridad alimentaria tuvieron casi el doble de probabilidad de haberse infectado de COVID-19 (11.6 %) que los que tuvieron seguridad alimentaria (6.4 %).

La pandemia de COVID-19 expuso muchas de las fallas existentes en nuestro sistema de salud que impiden el acceso a alimentos asequibles, saludables, y nutritivos”, dijo Barbara Ferrer, PhD, MPH, MEd, directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles. “Muchos residentes del Condado de Los Ángeles experimentaron inseguridad alimentaria durante el año pasado, y las comunidades de bajos ingresos y las comunidades de color siguen estando desproporcionadamente afectadas. Debemos adoptar políticas y programas innovadores que aseguren un sistema de alimentos más equitativo, sustentable y eficaz”.

Las estrategias recomendadas en el reporte para reducir la inseguridad alimentaria y mejorar la equidad alimentaria en el Condado de Los Ángeles incluyen:

  • Promover la equidad de la salud y abordar la importante correlación entre la equidad alimentaria y la equidad racial.
  • Cambiar el enfoque de usar la terminología “seguridad alimentaria” (tener acceso a suficientes calorías o cantidades de un alimento) a “seguridad nutricional” (tener acceso a alimentos de calidad y nutritivos).
  • Identificar e implementar estrategias adiciónales e innovadoras para aumentar la participación en programas de asistencia nutricional tal como CalFresh y el Programa especial de nutrición suplementaria para mujeres, bebés y niños (Women, Infants and Children, WIC).
  • Invertir en sistemas de recuperación de alimentos en todo el Condado de Los Ángeles para aumentar los recursos alimentarios para todos y asegurar la equidad alimentaria.
  • Aprovechar los datos compartidos entre los programas de servicio social del condado para aumentar la inscripción a CalFresh y a WIC.
  • Expandir los programas de incentivos nutricionales que pueden no solo ayudar a gastar más eficientemente los dólares de CalFresh y WIC pero también aumentar el acceso a recursos de alimentos de calidad para familias de bajos ingresos.
  • Apoyar un programa a nivel del condado de red de seguridad social para personas que están indocumentados y/o de hogares con estatus migratorio mixto.
  • Involucrar a el sector médico a mejorar la detección de inseguridad alimentaria y a vincular a los pacientes con asistencia nutricional incluyendo programas de prescripción de alimentos y esfuerzos de distribución de alimentos en todo el Condado de Los Ángeles.

Este reporte se publica después de una cumbre virtual del Día de la Alimentación, que reunió a legisladores, organizaciones comunitarias, defensores de la justicia alimentaria y profesionales de salud pública. Discutieron las causas raíz de la inseguridad alimentaria, así como las direcciones futuras y las estrategias prometedoras impulsadas por la comunidad para asegurar que todos tengan acceso a alimentos asequibles, sustentables, fortalecedores y nutritivos.

Para ver el reporte completo, visite http://ph.lacounty.gov/nut/media/nutrition-physical-activity-resources/LA_County_Food_Insecurity_Report_2021_508Compliant.pdf

El Departamento de Salud Pública está comprometido a proteger y mejorar la salud de más de 10 millones de residentes en el Condado de Los Ángeles. A través de una variedad de programas, asociaciones comunitarias y servicios, Salud Pública supervisa la salud ambiental, control de enfermedades y la salud comunitaria y de la familia. Acreditado nacionalmente por la Junta de Acreditación de Salud Pública, el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles está conformado de casi 4,500 empleados y tiene un presupuesto anual que supera los $1.2 billones. Para aprender más sobre la Salud Pública del Condado de Los Ángeles, visite http://publichealth.lacounty.gov/, y siga a LA County Public Health en las redes sociales en twitter.com/lapublichealth, instagram.com/lapublichealth, facebook.com/lapublichealth y youtube.com/lapublichealth.

Contacts

Emily Jerome

Emily.Jerome@FinnPartners.com